El papel se encontraba en La Moneda hasta la semana pasada. Hoy está en poder de la Dibam.

SANTIAGO.- Como original o como réplica, el famoso papel de los trabajadores atrapados en la mina San Esteban, ése que aclaraba que “estamos bien en el refugio los 33”, se paseó durante largas semanas por diversos lugares del mundo, hasta transformarse prácticamente en un cliché del histórico rescate concretado en octubre de 2010. Pero tras el periplo, el icónico documento, histórico pese a su precariedad material y a los daños sufridos en su viaje a la superficie, ya encontró su definitivo lugar de resguardo. El escrito fue traspasado a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), que lo resguardará y conservará como parte del patrimonio del país. El organismo, que ya había protegido el “contenido” del documento (es decir, el mensaje y la tipografía), recibió el papel desde el Palacio de La Moneda la semana pasada, dentro de un plástico trasparente y de una carpeta blanca. De inmediato fue llevado al laboratorio del Departamento de Conservación y Restauración (que mantiene una temperatura estable de 20 grados), donde se le tomaron las medidas, se hicieron las primeras labores de conservación, y fue protegido con un plástico mylar, (que no reacciona con la acidez), para luego ser llevado a la misma caja fuerte en la que se guardan textos originales de Gabriela Mistral y Pablo Neruda. Según la directora de la Dibam, Magdalena Krebs, el documento “está muy bien conservado”, y a partir de ahora se le realizará un completo diagnóstico, una documentación fotográfica tanto por el anverso como por el reverso, y una limpieza con distintos tipos de gomas. Esta última etapa no incluirá algunas de las manchas que el papel tiene en su costado derecho, ya que se las considera “parte de su propia historia”. En esta nueva etapa, el documento ya tiene agendada una primera actividad: El próximo 5 de agosto, a un año del accidente de los mineros, será exhibido en una muestra que inaugurará el Presidente Piñera en el Museo Regional de Copiapó. Luego, se integrará de forma definitiva a una nueva sede de dicho recinto. El documento, contenedor de la frase que dio la vuelta al mundo, consiste en una hoja de papel cuadriculado, de ocho centímetros de ancho por 22,2 de largo, en el que con marcador rojo —cuyos caracteres con espacios en blanco suman 33— se imprimió el mensaje “Estamos bien en el refugio los 33”. El escrito del minero José Ojeda emergió en una de las sondas de perforación de los rescatistas el domingo 22 de agosto de 2010, evidenciando que, tras 17 días de búsqueda, los trabajadores atrapados a casi 700 metros de profundidad habían sido encontrados con vida.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/magazine/2011/07/18/493217/papel-de-los-33-mineros-sera-conservado-en-el-museo-regional-de-copiapo.html

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here